divendres, 15 d’octubre de 2010

Mandalas, un trabajo psiquico y espiritual

Mandala es una palabra que viene del sánscrito y significa círculo, corona, rotación, baile y ofrenda. Tambien es conocida como rueda y totalidad.
Más allá de su definición como palabra, desde el punto de vista espiritual es un centro energético de equilibrio y purificación que ayuda a transformar el entorno y la mente. Se define como un sistema ideográfico contenedor de un espacio sagrado. Es una forma de arte-terapia.

Segun Carl Jung, los mandalas representan la totalidad de la mente, abarcando tanto el consciente como el incosciente. Afirmó que el arquetipo de estos dibujos se encuentra firmemente anclado en el subsconsciente colectivo. Representa al ser humano. Interactuar con él nos ayuda a curar la fragmentación psíquica y espiritual, a manifestar nuestra creatividad y a reconectarnos con nuestro ser esencial.

Es como comenzar un viaje hacia nuestra esencia, nos abre puertas hasta ahora desconocidas y hace que brote nuestra sabiduria interior.