dijous, 15 de juliol de 2010

Enseñanzas de Buda

Todos los estados encuentran su origen  en la mente. La mente es su fundamento y los crea. Si uno habla o actúa con un pensamiento puro, entonces la felicidad le siguie como una sombra que jamás le abandona.
La mente es difícil de dominar, voluble y tendente a posarse allí donde le place. Es bueno controlar la mente. Una mente controlada conduce a la felicidad.
la mente es muy difícil de percibir, extremadamente sutil, y vuela tras sus fantasías. El sabio la controla. Una mente controlada es fuente de felicidad.



No deberíamos considerar los fallos de los demas, no de lo que los otros han hecho, sino nuestros propios actos cometidos u omitidos.I
Igual que una flor bella y de brillante color, así son de estériles las buenas palabras de quien no las pone en práctica.



A través del esfuerzo, la atención, la disciplina y el autocontrol, es como el hombre sabio hace de si mismo una isla que ninguna inundación puede anegar.


Aquel que controla firmemente sus sentidos, como el auriga sus caballos; aquel que esta purificado del orgullo y desprovisto de los apegos, a este hombre hasta los dioses lo envidian.





Mejor que mil versos de palabras inútiles, en uno con un simple y beneficiosa línea que al escucharla uno se serena.
Más grande que la conquista mil veces  mil hombres, es la conquista de uno mismo.



A nadie hables con aspereza; las palabras rencorosas hieren y te devolverán a ti golpe a golpe.
Según se aconseja a los demás, debe uno mismo actuar. Controlándose uno a sí mismo, puede guiar a los otros. Verdaderament es difícil controlarse a uno mismo.




Conquista al hombre airado mediante el amor; conquista al hombre de mala voluntad mediante la bondad; conquista al egoista mediante la generosidad; conquista al mentiroso mediante la verdad.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada